martes, 10 de junio de 2014

Tira tribunal pruebas y libera a 3 acusados de extorsión

Nota tomada de la portada del Diario de Ciudad Juárez (link http://diario.mx/Local/2014-06-09_1359b193/tira-tribunal-pruebas-y-libera-a-3-acusados-de-extorsion/ )

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario | 23:25
Un Tribunal de Juicio Oral anuló ayer todas las pruebas presentadas por el Ministerio Público contra tres hombres acusados de extorsión agravada, al determinar que fueron obtenidas a través de la tortura.

“Lo que me hicieron nunca se me va a olvidar, me declaré culpable por las amenazas a mi familia, pero juro por Dios que soy inocente, juro por mi familia que soy inocente”, expresó uno de los inculpados, horas antes de que todos fueran absueltos.

Los hermanos Juan Antonio y Jesús Iván Figueroa Gómez así como Misael Sánchez Frausto –cuyo caso está documentado por Amnistía Internacional como un asunto emblemático de tortura y detención ilegal del Estado Mexicano– llevan dos años y cinco meses encarcelados y podrán salir libres en 10 días, cuando la sentencia quede firme.

El Ministerio Público aún cuenta con ese plazo para un recurso de casación si no está de acuerdo con el veredicto unánime emitido ayer por el Tribunal de Juicio Oral conformado por Mirna Luz Rocha, presidenta; Emma Terán, redactora y Catalina Ruiz Pacheco, tercer interviniente.

Las jueces dejaron sin valor las autoincriminaciones de los tres procesados y las imputaciones de un testigo –Francisco Javier Sariñana- también coaccionado, así como el reconocimiento por fotografía que hizo la víctima por haberse efectuado fuera del marco legal.

“Para nosotros ha sido una reacción muy positiva por parte del Tribunal. Es la primera vez, en lo que lleva litigando el Centro (de Derechos Humanos) que un juzgado decreta que hubo tortura y anula las pruebas debido a ello”, señaló Diana Morales, coordinadora jurídica del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte

La mujer, quien también lleva parte de la defensa de los ahora exonerados, explicó que  las jueces dejaron también sin crédito las declaraciones de los ministeriales por inconsistencias. “Es una gran satisfacción que haya sido así, que el Poder Judicial ha hecho lo conducente al anular las declaraciones obtenidas bajo tortura”.

El Ministerio Público acusó a los dos hermanos Figueroa Gómez, a otro miembro de esa familia -el menor, Luis Adrián Figueroa Gómez, entonces de 14 años –quien fue absuelto en agosto del año pasado por falta de pruebas– al igual que a Sánchez Frausto, como responsables del cobro de “la cuota” al propietario de un negocio de comida ubicado en la avenida Valentín Fuentes, cerca del Hospital 35 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Las tres personas así como el menor de edad fueron detenidos el 18 de enero del 2012 y presentados a la opinión pública como integrantes de una banda de extorsionadores que supuestamente obtenían ganancias por semana superiores a los 40 mil pesos.

Datos periodísticos indican que el 20 de enero del 2012 personal de la Fiscalía General del Estado Zona Norte dio a conocer que los tres adultos y el menor cobraban “la cuota” semanalmente en mercados populares, farmacias, tiendas de abarrotes y puestos de comida rápida y pertenecían a la banda de “El Snoop”.

A  Jesús Iván Figueroa lo presentaron como el líder de la organización y apodado “El Snoop”; a Juan Antonio, con el apodo de “El Pato”; a Misael lo llamaron “El Mudo” y al menor de 14 años absuelto, Luis Adrián, como “El Monky”.

En el juicio oral, el Ministerio Público presentó como testigo de cargo al actual comandante de la Unidad de Narcomenudeo y quien en enero de ese año era un agente, y tras ser protestado para que hablara con la verdad el funcionario señaló que él y otro compañero arrestaron a los hermanos Figueroa Gómez y de Sánchez Frausto luego de que cobraron el derecho de piso.

El comandante refirió que el 18 de enero de ese año se implementó un operativo que llevó a la detención de tres hombres en las inmediaciones del negocio afectado y luego de que cobraron el dinero.

Además afirmó que de manera “libre y espontánea” los ahora procesados le señalaron que el dinero que acababan de recibir lo iban a entregar al mayor de los hermanos Figueroa Gómez, a Jesús Iván, en su casa, donde también se iba a repartir el efectivo. Por lo que obtuvieron la dirección de ese domicilio y acudieron de forma inmediata a realizar el arresto del cuarto implicado.

Sin embargo, los hermanos Juan Antonio y Jesús Iván así como Misael han sostenido que fueron sacados de sus casas por parte de agentes ministeriales y frente a sus familias y después fueron torturados para autoincriminarse.

“Fuimos torturados, golpeados. Somos una familia tranquila, nunca en problemas, siempre hemos estado con mis padres, pero fuimos amenazados con les quitarían la vida a ellos y a mi esposa si no nos declarábamos culpables. Ahora me manifiesto inocente, la autoridad hizo actos inhumanos con nosotros”, dijo ayer Juan Antonio Figueroa Gómez.

El Centro de Derechos Humanos Paso del Norte dio a conocer que las tres personas dieron positivo al protocolo de Estambul, una herramienta para determinar si una persona ha sido sometida a tortura o prácticas vejatorias.

“Las pruebas que nosotros tenemos corroboran que son inocentes y que no es cierto que el arresto fue en el lugar donde dicen. De hecho este es uno de los dos casos que presenta Amnistía Internacional en su informe global emitido el pasado 13 de mayo como un ejemplo de tortura y detención arbitraria, se puede consultar en Internet en el informe mundial”, denunció Morales. (Blanca Carmona/El Diario)

bcarmona@redaccion.diario.com.mx

No hay comentarios: